La forma sigue la energía

Si en siglo XX se proponía que “la forma sigue a la función”, en el siglo XXI “la forma sigue a la energía”. La vivienda ya no es una máquina, sino un organismo de habitar.

Blog